Aprender emprendiendo

Aprender emprendiendo

Un día, con motivo de la presentación de mi libro y conferencia en la Université de la Manouba de Túnez, fui invitado a un programa que se emite en la televisión española, en el que se tratan temas de actualidad política, social o económica. Me sentaron como invitado especial y todos los periodistas me iban haciendo preguntas, hasta que uno de ellos me preguntó, entre risas: “¿Si quieres ser neurocirujano porque hablas de emprendimiento?” A esto contesté que gracias a mi afición a la Historia descubrí a Ramón y Cajal, el cual, fue un gran emprendedor, creyó en él mismo y luchó muchísimo hasta que le concedieron el Premio Nobel. Creo que este periodista no conocía la historia de Ramón y Cajal y por supuesto, no sabía que ser emprendedor no significa solamente fundar una empresa o invertir en la Bolsa.

¿Te parece poco ser emprendedor, crear un blog a los 10 años – convirtiéndome en uno de los blogueros de actualidad más jóvenes del mundo -, haber publicado un libro a la edad de 11 años que se está vendiendo por todo el planeta o fundar un ciclo de conferencias?

Después de esta experiencia que di cuenta que nuestra educación no está adaptada a nuestros tiempos y necesita una formación urgente del docente para potenciar en los alumnos del gen emprendedor que todos llevamos.

Creo que todos nacemos con este gen, pero no basta con ello, nos tienen que enseñar a desarrollarlo y tenemos que aprender a ponerlo en marcha. Si la escuela nos diera las herramientas necesarias para crear y dejar volar nuestra imaginación sin imposición de materias repetitivas ni rígidos horarios, podríamos lograrlo. Es lo que yo denomino como aprender emprendiendo.

Estoy de acuerdo con que todas las materias son válidas. Necesitamos saber matemáticas, idiomas, historia, lengua, informática, geografía, etcétera, para luego poderlo aplicar en nuestra vida. Lo que yo PROPONGO es la manera de impartir esas asignaturas, para que, cuando salgamos a la vida real desde pequeños, seamos capaces de encontrarles sentido y veamos que realmente son de utilidad. Es darnos cuenta que sin esos conocimientos “indispensables” no vamos a ir a ningún lado (bueno sí, a Big Brother).

Por ejemplo, el famoso Teorema de Pitágoras que todos aprendemos en la escuela, tiene infinidad de aplicaciones en la vida cotidiana como en la construcción, la arquitectura, la navegación, la localización de un terremoto, la investigación de la escena de un crimen o en la trayectoria de un misil o una bala. Si al explicarnos ese teorema nos comentaran para que se usa en la calle, nosotros prestaríamos mucha más atención.

Otro ejemplo es que, muchos niños se preguntan para qué quieren saber historia si ya es pasado, pero estudiarla es muy importante, pues no solo se trata de cultura general, sino de una herramienta para prevenir lo que nos puede suceder en un futuro (y eso para un emprendedor es fundamental). Viendo los errores o aciertos de otros nos puede ayudar mucho, como saber aplicar la historia a la bolsa y a los mercados de manera más acertada y no caer en lo mismo.

Cuando vemos a una persona e incluso niños que han triunfado y están ganando dinero porque han creado una aplicación para un dispositivo móvil, o han montado una empresa, muchos no ven los conocimientos adquiridos y la creatividad que hay detrás de ese éxito. Pero la mitad, por no decir el 70% de esos conocimientos no vienen del colegio, si no del desarrollo del espíritu emprendedor en casa o en la calle.

Emprender no es fácil y para hacerlo con éxito no solo valen tus capacidades, también necesitas desarrollar habilidades y estas se pueden aprender y enseñar. Los alumnos que sienten que se pueden comportar como emprendedores tienen más motivación que los que no lo sienten. La educación del siglo 21 se debe basar en apoyarnos y ayudarnos a desarrollar nuestras habilidades, con esto se lograría que los alumnos nos sintiéramos útiles en el colegio. APRENDER sí, pero EMPRENDIENDO.

Source: www.entrepreneur.com

7 Tips to Build a Business While Working a Day Job

7 Tips to Build a Business While Working a Day Job

Many people dream of leaving their nine-to-five jobs to start their own businesses. Many successful entrepreneurs had to keep their day jobs until they reached a point in their businesses when it was feasible to quit. This transition time can be stressful and difficult, especially when you don’t enjoy your job, but it doesn’t have to be.

While ambition is important, it is not always enough to move you forward. Maintaining your motivation and drive during your transition from employee to entrepreneur is crucial. It’s easy to veer off course and get discouraged during this transitional phase. Here are some actions you can start taking immediately while you’re still at your day job that will keep you on track and moving forward.

1. Get crystal clear on your reason for starting your business.

Connecting with your “why” is the most important first step you can take. Maybe you are motivated by being your own boss, financial independence, time freedom, creative expression, being home with your kids or helping others. Whatever your reason, knowing what motivates and drives you is what will keep you focused and committed to your dream when times get difficult.

2. Commit yourself to your dream.

Having the desire for something to work vs. committing to it are vastly different. When you commit to your dream, you are making a binding obligation to see it through to success. It means you are “all in,” you find solutions when faced with obstacles and you don’t quit, no matter what. Make that pledge to yourself, and then tell the people in your life.

3. Create a personal vision for your business.

Think about what you want in your business a year from now and write it down. Be very specific and detailed. Describe in great detail in the present tense your ideal day, what activities you engage in, who your customers/clients are, how many customers/clients you have and what your monthly income is.

Read your vision aloud every morning and evening, focusing completely on the end result — your vibrant, flourishing business. By keeping your focus on the result, you will be able to make the day-to-day choices to ignore any negative thoughts that may arise.

4. Join a mastermind group.

A mastermind group is a peer-to-peer mentoring group that meets regularly to support each other, brainstorm ideas and share advice and work through challenges together. A mastermind group can be excellent for helping you stay accountable and motivated.

There are mastermind groups that meet in person, online or on the phone. To find a mastermind group, Meetup is a great place to start. If you cannot find one to join, then create your own with people who are also starting a business.

5. Immerse yourself in learning.

Research and study anything you can find that is pertinent to your business. The Internet provides an abundance of valuable information on building a successful business. Take courses, hire a coach or find a mentor. Listen to podcasts or audiobooks during your morning commute. The more you learn and become an expert in your area, the more self-assured, motivated and successful you will be.

6. Stay positive about your day job.

Every day, acknowledge something you appreciate about your job. Perhaps you enjoy your co-workers or always having holidays off. Maybe it’s just the free coffee or your comfortable chair.

The point is to look for the good things. The more you focus on what is positive about your current situation, the more success you will bring to all situations, including your business. Negative thoughts drain your energy, making it far more difficult to move forward with your dream.

7. Set daily goals.

Take small, measurable action steps each day toward your business, understanding there will be times when it seems like you are making no progress at all. Much of the work, in the beginning, will be tedious day-to-day tasks. Realize it is all part of building your business. By taking steps each day, which includes doing the mundane, you will start seeing results. The more progress you make, the more confidence and determination you have to keep moving forward.

By taking these actions while still working your day job, you will stay focused, motivated and committed to making your dream a reality. It will also make the time spent at your job seem to go by faster.

Source: www.entrepreneur.com

7 maneras de acelerar tu éxito

7 maneras de acelerar tu éxito

Hay dos tipos de emprendedores y saber cuál eres tú es fundamental para tu desarrollo. Está el emprendedor que solo trabaja duro. Alguien que dedica un impensable número de horas a su trabajo, es completamente seguro en sus negocios, crea planes detallados, etcétera, pero al final del día, nunca parece tener mucho para demostrar su esfuerzo. Por otro lado, está el emprendedor que trabaja de forma inteligente.  Ellos le ponen tantas horas al trabajo como se requiere, solo planean lo que sea necesario, son seguros de sí mismos, pero no delirantes, están abiertos a nuevas ideas, y constantemente buscan el consejo de gente más experimentada que ellos.

Si eres un emprendedor y estás leyendo artículos como este, estoy seguro de que deseas saber cómo puedes asegurarte de ser del último grupo. El problema que la mayoría de nosotros tenemos es no saber exactamente qué hacer para acelerar el éxito. Si vamos a estar trabajando duro, queremos saber que estamos trabajando inteligentemente también.

Por lo tanto, la pregunta es ¿en qué puedes enfocarte para asegurarte de que estás trabajando con inteligencia y creciendo a pasos agigantados en tu negocio?

Aquí hay siete maneras de acelerar tu éxito como emprendedor:

1. Limita tu tiempo con personas negativas
Los emprendedores aprenden rápidamente que esforzarse por hacer algo más grande que los demás puede ser un inconveniente. La gente suele empezar a proyectar sus propios temores hacia ti, socavar tu visión, succionar tu energía y en última instancia, arrastrarte hacia abajo.

Esta es la gente que te dice que no puedes hacer lo que te propones, cuando en realidad lo que te están diciendo es que ellos mismos no podrían hacerlo.

Sacar gente de tu vida (o decidir que hay personas a la que dejarás de escuchar) no debe ser un proceso sin sentido, pero eso no significa que deba ser apresurado. A veces solamente necesitas distanciarte un poco o redefinir los límites en tus relaciones. Si estás alrededor de gente que no te aporta nada, menosprecia tus sueños o te quiere convencer de que no puedes, entonces necesitas limitar tu tiempo con ellos.

2. Establece objetivos más pequeños
El factor número uno que hace que los emprendedores desperdicien tiempo es no tener metas específicas. La falta de claridad en tu negocio hace dos cosas: pasar demasiado tiempo enfocándote en las zonas erróneas de la operación o sentirte abrumado por la idea de alcanzar un objetivo enorme.

En orden para ver el éxito tienes que ser específico acerca de lo que deseas lograr. Si tú no sabes cuáles son esos pasos, es completamente aceptable. Solo significa que necesitas hacer más investigación, leer más libros, hablar con un mentor o incluso buscar asesoramiento en foros. Recuerda, estamos en la era digital donde casi toda la información está disponible, solo tenemos que encontrarla y actuar sobre ella.

3. Vive por la regla del 80/20
El “Principio de Pareto” sugiere que alrededor de 80% de los efectos provienen de solo el 20% de las causas. En la práctica esto puede significar que el 80% del mercado puede ser poseído por el 20% de las empresas, o el 80% del resultado de ventas proviene de un 20% de los clientes. Para ti, esto significa que el 80% de tus resultados provendrán del 20% de tus actividades más importantes.

Para vivir bajo este principio, constantemente haz un seguimiento y evalúa tu tiempo y resultados para determinar cuál es tu 20% de actividades más eficaces. Luego puedes delegar, automatizar o eliminar el resto.

4. Rodéate de personas afines
Es muy fácil para los emprendedores caer en el hábito de tratar de hacerlo todo por sí mismos. Lamentablemente, esto solo se relentiza tu crecimiento. Encontrar un mastermind y estar alrededor de emprendedores con tu estado mental puede ayudarte de muchas maneras. Encontrar un grupo mastermind tiene muchos beneficios, incluyendo crear redes con potenciales mentores, colaborar con otros propietarios de negocios, hacer promociones cruzadas, o aprender hábitos de éxito.

Evalúa tu tiempo y resultados para determinar cuál es tu 20% de actividades más eficaces.

5. Invierte en un “entrenador”
Todos los atletas de clase mundial tienen un entrenador. Sin ellos, nunca esperarían competir al más alto nivel. Entonces, ¿por qué esperas a alcanzar tu potencial empresarial sin un entrenador?

Lo que quizá no sepas es que la mayoría de los líderes empresariales de clase mundial tienen entrenadores personales. Todos, desde los ejecutivos de Google hasta los presidentes de EE. UU. como Bill Clinton han tenido entrenadores o coaches. Puedes necesitar ayuda con estrategias, hábitos y patrones de pensamiento contraproducentes, o puede que solo necesites ayuda con la contabilidad.

Si apenas estás empezando, el coaching puede parecer una gran inversión, pero cuando te encuentras con el adecuado, recibes diez veces de lo que pagaste. Un montón de mentores de negocios ofrecen consultas gratuitas, así que asegúrate de hacer tu investigación y encontrar un coach que resuene contigo personalmente.

6. Redefine tus límites personales
Si quieres adelantarte en los negocios rápidamente, tienes que aprender a redefinir tus límites personales y colocarte en primer lugar.

Ponerte primero significa que tus objetivos empresariales vienen antes que cualquier otra cosa; que incluye beber con amigos, tratar con influencias negativas, ver Netflix durante horas, o convencerte de que no puedes hacer algo.

7. Medita
La meditación es beneficiosa para todos. Una gran proporción de las personas exitosas se decanta por la meditación. Desde los jugadores de la NBA como Kobe Bryant, hasta los gestores de fondos de cobertura como Ray Dalio, y líderes de los medios de comunicación como Russell Simmons y Oprah Winfrey. El éxito sigue a la meditación. Eso es porque funciona. Aléjate de las ideas que son solo una moda, o simplemente no son para ti.
La meditación tiene increíbles beneficios:

-Mejora las funciones inmunes.
-Mejora la capacidad de enfocar.
-Disminuye la ansiedad, el estrés y la depresión.
-Aumenta las emociones positivas.
-Mejora la inteligencia emocional.
-Aumenta la compasión.
-Mejora la agudeza introspectiva.
-Mejora la fuerza de voluntad.

El juego del emprendimiento es largo. Sin embargo, cuando lo juegas inteligentemente, puedes ver un crecimiento masivo en un período relativamente corto de tiempo. Si abordar todo esto a la vez es demasiado para ti, simplemente empieza con unos pocos, luego agrega uno por mes y en cualquier momento estarás absolutamente aplastante.

Source: www.soyentrepreneur.com

4 tips para aumentar la confianza en ti mismo

4 tips para aumentar la confianza en ti mismo

Te aseguro que si le preguntas a cualquier emprendedor sobre la clave de su éxito te dirá que la confianza en sí mismo ha sido un factor importante.

Los nuevos empresarios tienen que ser independientes al momento de socializar con las personas, equilibrados a la hora de arriesgarse y grandes soñadores mientras son realistas. Y todo esto parte de esa seguridad.

Muchos dicen que se nace con esa confianza, pero en realidad es que ésta se puede lograr a través de esfuerzo y determinación.

Estas son cuatro maneras de aumentar la fe en ti mismo y por ende las posibilidades de alcanzar el éxito en tu negocio:

1. Aparta la negatividad
Si buscas vivir una vida “positiva” no puedes rodearte de gente que no lo sea. Es un hecho que siempre habrá personas negativas que intentarán alejarte de tu objetivo así que deja ir a esas “amistades” tóxicas. El hecho de que tú busques lo mejor para los demás no quiere decir que ellos también lo hagan por ti.

2. Organiza tu negocio
Hacer una guía de a dónde quieres ir y cómo llegar a tu meta hará que te sientas más seguro. Enlista tus metas diario y ve anotando los progresos que has tenido. Verás cómo al año se te facilitará crear un nuevo plan con todas las experiencias escritas.

Saber tu historia te hará sentir más confiado sobre el presente y tu futuro, ya que tendrás pruebas de todos tus avances y una visión real de qué tan lejos puedes llegar.

3. Mantente sano
Alcanzar el éxito requiere de trabajo duro y energía. No dejes atrás  la dieta el ejercicio y el descanso. Come bien y ejercítate ya sea caminado, en bici, o en el gimnasio. Los equipos de deportes también podrían aportar a la construcción de tu confianza pues es importante saber trabajar en conjunto hacia un objetivo común.

4. Practica tus posturas
La investigación de Amy Cuddy demostró que nos podemos sentir mejor con nosotros mismo simplemente cambiando nuestra posición corporal.

En su famosa TED Talk, Cuddy habla sobre el poder de la postura y de cómo haciendo una pose “positiva” como la de un superhéroe, cambia nuestra fisiología por el aumento de cortisol en nuestros cerebros.

Practícalo en privado y notarás una mejora instantánea. Inténtalo en público y verás cómo la gente responderá de manera positiva a tu lenguaje corporal.

Procura poner en marcha estos tips y percibirás cómo la confianza en ti mismo ira creciendo y cómo la seguridad en cuanto a los negocios y a tu vida personal aumentará.

Source: www.soyentrepreneur.com

3 Surefire Ways to Fail as an Entrepreneur

3 Surefire Ways to Fail as an Entrepreneur

No one likes to fail. That’s why it’s beneficial to constantly review your goals and business plan and see where you can improve. It’s also important to look at some of the ways you may be hurting your own business, without even recognizing it.

Here are three major ways entrepreneurs can almost guarantee failure.

1. No self-discipline
As an entrepreneur, you need to plan your work and work your plan. You have to have a vision for your business, execute a plan and find your ideal clients. If you have no internal need, drive or desire backing your drive, you most likely lack the motivation to persevere. You won’t reach your goals by simply wishing for them, waiting for a windfall or banking on luck. Rather, you have to put steps in place, then repeat those steps every single working day.
The best tactic is to create your own system for success; or better yet, find one that already works and emulate it. Organize schedules, establish accountability, install goals and set up rewards for yourself. It’s all up to you, so look at your activities as your “job.” Discipline yourself to do the actions that will bring you prosperity.

2. Fragility
Entrepreneurs need backbone and a lot of moxie to take on the challenge of running a business. If you’re frozen in fear and too afraid to knock on doors, ask for the sale or demand what you’re worth, you won’t succeed.

Remember why you started the business. Wasn’t it to use your expertise to help others? Believe in yourself, and others will believe in you as well. Step up to the plate with confidence and show potential clients how they will benefit from your product or service. Dress and act professionally in your presentation and at the office to establish yourself as a bona fide business.

3. Inability to change
Face it, times and technology change, sometimes at the drop of a hat. But if you’re unable to change with them, you will have trouble keeping up with the pack. Don’t be one of those intractable people who repeat, “But we’ve always done it this way” — to their own demise.

Make it part of your daily routine to keep abreast of any changes in your industry, and plan to update your technological skills on a regular basis. Read an industry article on your lunch break, attend seminars on how to use social media to market or take an online course, in search-engine optimization, for example. The more you learn, the more you earn. In other words, the more you know, the more value you can offer your clients.

Even the way you do business will probably need to change as you interact with clients. For example, you may need to create a customer-service policy, institute a warranty program or create a new sales presentation based on client feedback. Be flexible and open-minded and allow these changes to benefit your business.

Many entrepreneurs have innovative ideas, and potentially prosperous businesses, but they fall short in recognizing their own roadblocks. If everything on the surface seems to be in place, try taking a look under the hood to see if you recognize any of these surefire failure traits in yourself or in your employees.

Source: www.entrepreneur.com